SISTEMA DE CABRESTANTE Y RETRACTOR PARA ENTRADA TRASERA

VER VÍDEO

o desplácese verticalmente para explorar

SISTEMA DE CABRESTANTE Y RETRACTOR PARA ENTRADA TRASERA

VER VÍDEO

La solución ideal para el embarque y aseguramiento de pasajeros

INQLINE es un sistema de elevación y retención para cargas pesadas totalmente integrado y probado que presenta retractores automáticos dobles que funcionan como amarres frontales. Su diseño pendiente de patente es el primer sistema direccionable que permite por fin un control total para colocar al pasajero en su posición sin los empujones, las molestias, las lesiones de espalda o el alto potencial de responsabilidad legal habitualmente asociados con los cabrestantes.

01

El operador suelta las correas de INQLINE y une los J-hooks al armazón de la silla de ruedas para asegurar el dispositivo de movilidad.

02

Luego, el operador usa el controlador de pulgar para dirigir la silla de ruedas por la rampa y hacerla entrar en el vehículo.

03

Una vez dentro, el operador conecta los amarres traseros y aplica un “apretón final” a través de la unidad de control de pared.

El controlador de 360° de INQLINE permite a los operadores subir y bajar por una rampa sin esfuerzo al ocupante de la silla de ruedas.

No existen dos sillas de ruedas perfectamente equilibradas. Ningún vehículo estaciona sobre una superficie perfectamente nivelada. Solo INQLINE le proporciona el control necesario para compensar y guiar a su pasajero de forma segura, independientemente de los factores cotidianos.

ELEVACIÓN Y RETENCIÓN TODO EN UNO

APLICACIONES Y DISPONIBILIDAD

Aplicaciones de vehículos:
Transporte comunitario de acceso posterior,
vehículo adaptado de acceso posterior

Disponibilidad geográfica:
EE. UU. y Europa

videos y medios

GARANTÍA

2 años* de cobertura de garantía limitadage.

ELEVACIÓN Y RETENCIÓN TODO EN UNO

APLICACIONES Y DISPONIBILIDAD

Aplicaciones de vehículos:
Transporte comunitario de acceso posterior,
vehículo adaptado de acceso posterior

Disponibilidad geográfica:
EE. UU. y Europa

videos y medios

GARANTÍA

2 años* de cobertura de garantía limitadage.

“Como propietario de una empresa, es importante que proporcione a nuestros conductores las mejores herramientas de calidad para hacer su trabajo. INQLINE mitiga la mayoría de problemas y accidentes durante el proceso de carga y descarga, algo extremadamente importante en nuestro sector.”

–Brock Rosayn, presidente de Metro Taxi

Entretanto, la mayoría de sistemas de cabrestante todavía requieren que los operadores empujen las sillas hacia delante o hacia atrás para liberarlas de obstáculos, sin proporcionarles la posibilidad de introducirlas o sacarlas del vehículo de forma controlada.

Solo INQLINE proporciona a los operadores el control total del proceso de embarque y aseguramiento requiriendo una tensión física mínima, independientemente de los obstáculos que aparezcan. Se acabaron las carrerillas y dolores de espalda debidos a los problemas de empujar una silla de ruedas por una rampa.

CARACTERÍSTICAS Y DETALLES DE INQLINE

DIRECCIÓN CONTROLADA

Tratar de subir o bajar a los pasajeros en silla de ruedas por una rampa, incluso en condiciones ideales, puede ser difícil y, en ocasiones, peligroso. INQLINE simplifica el proceso con un controlador de pulgar ergonómico que permite al operador guiar manualmente al pasajero dentro y fuera del vehículo. La dirección controlada no solo reduce la posibilidad de vuelcos, sino que proporciona al operador el control y la confianza necesarios para superar obstáculos habituales como bordillos, superficies irregulares y cambios en la distribución del peso.

RETRACTORES DUALES INDEPENDIENTES

INQLINE utiliza dos retractores automáticos Q’STRAINT de primera categoría como sistemas de cabrestante controlados independientemente, con un diseño de cinta sobre la parte superior pendiente de patente para proporcionar varias ventajas clave: el único cabrestante de tensión automática, capacidad de ser instalado en más aplicaciones, garantía de seguridad de los ángulos de amarre (eliminando prácticamente la exposición a daños y las responsabilidades legales asociadas con la interferencia entre pasajeros y reposapiés) y aumento exponencial del espacio útil, que permite albergar sillas de ruedas más grandes con menos probabilidad de ángulos amarre inseguros, habituales en vehículos pequeños.

ÁNGULOS MEJORADOS

El movimiento del ocupante y la resistencia al choque dependen de la adecuación de los ángulos de las correas. Los amarres delanteros y traseros de INQLINE se diseñaron para acoplarse en el ángulo ideal en todo momento, lo que genera condiciones de conducción más estables y un rendimiento excepcional en las pruebas de colisión, inigualable para otros sistemas. Los ángulos inferiores de las correas de INQLINE permiten además que las sillas de ruedas más grandes quepan en los espacios más estrechos del vehículo, a la vez que hacen que la unidad sea totalmente adaptable a una mayor variedad de configuraciones de instalación personalizadas: en pisos o paredes, o incluso discretamente instalado debajo de los asientos del vehículo. La nueva guía giratoria de correas de 360° mantiene las correas sin torsiones y ayuda a acomodar sillas de ruedas más grandes.

PANEL DE CONTROL DE PARED

El proceso de asegurar adecuadamente a un pasajero de movilidad reducida es complicado, y al añadir el embarque de pasajeros se alcanza otro nivel de complejidad. El panel de control de pared de INQLINE simplifica todas estas funciones en una unidad intuitiva de 2 botones. El operador puede usar los controles montados sobre la pared para gestionar fácilmente el enganche, la liberación y la tensión de las correas en función de las necesidades; todo ello mientras atiende al pasajero.

RAPIDEZ, SEGURIDAD, SENCILLEZ

INQLINE es simplemente la manera más rápida y fácil de asegurar adecuadamente a un pasajero en un vehículo de entrada trasera. Al integrar los amarres delanteros en los propios retractores, INQLINE elimina por completo un paso incómodo y lento del proceso de aseguramiento. Los conductores ya no necesitan desplazarse e invadir el espacio de los pasajeros, lo que permite que ambas partes se sientan confiadas y tranquilas. Los conductores cumplen con los horarios y los usuarios de movilidad reducida no vuelven a sentirse como una molestia.

RESPONSABILIDAD LEGAL REDUCIDA

Han quedado atrás los días de carrerillas para ganar impulso y los dolores de espalda al tener que empujar una silla de ruedas por una rampa. INQLINE ofrece a los operadores el control total del proceso de embarque y aseguramiento, requiriendo una tensión física mínima, independientemente de los obstáculos que aparezcan. Los pasajeros se sienten más seguros (porque lo están) y los operadores disfrutan de una verdadera tranquilidad, permitiéndoles tener mejores interacciones y experiencias más positivas para todos.

UN TRAYECTO MEJOR

La calidad de marcha en un vehículo de entrada trasera con los tradicionales aseguramientos de 4 puntos siempre ha sido deficiente. Tanto los pasajeros como los conductores desean estar menos tiempo parados junto a la acera, menos procedimientos intrusivos y un viaje más suave. La función de “apriete final” de INQLINE utiliza sensores electrónicos para determinar exactamente cuánta presión aplicar a la silla de ruedas, garantizando así una adecuada sujeción en todo momento. Se acabaron las oscilaciones e incertidumbres. Con INQLINE, la silla de ruedas se convierte en una parte más del vehículo, como debería ser siempre.

PESO TOTAL DE LA UNIDAD

27 libras (12 kg)

INQLINE CUMPLE O SUPERA LOS SIGUIENTES ESTÁNDARES Y REGULACIONES:

Plenamente conforme con ADA

FMVSS & CMVSS 209/302
CSA Z605

Además, todas las piezas de INQLINE han sido probadas en un test de choque a 30 mph (48 km/h), 20 G, y cumplen completamente con RESNA WC-4, sección 18 e ISO-10542-1
*Exija siempre pruebas de choque actualizadas realizadas por un centro certificado

GALERÍA DE IMÁGENES

¿ESTÁ LISTO PARA SABER MÁS?

Hable hoy mismo con un especialista en aseguramiento.
EMPEZAR AHORA

Comments are closed.